Cultivo de cáñamo para la extracción de CBD

Redacción

El cultivo de cáñamo en Estados Unidos se desploma en 2022 y se traslada a los estados del norte

cbd, estados unidos, fda

El cultivo de cáñamo en Estados Unidos se redujo casi a la mitad en 2022, con más de 11.000 hectáreas dedicadas al crecimiento de la planta, algo más que la superficie reservada para árboles de Navidad.

En otras palabras, con 115 kilómetros cuadrados, el cultivo de cáñamo al aire libre e interior en Estados Unidos cabría casi en su totalidad en Hilton Head Island, la zona turística de playa y golf en la costa de Carolina del Sur. O, para los fans de Disney, la mayor parte del cáñamo del país podría cultivarse en los 111 kilómetros cuadrados de Walt Disney World en Orlando, Florida.

Los cultivos del año pasado representan una disminución del 48 % en la superficie respecto a 2021, cuando los agricultores estadounidenses plantaron 22.055 hectáreas de cáñamo en interior y exterior.

La producción de cáñamo ha ido disminuyendo debido a la falta de claridad del gobierno federal en cuanto a la regulación y uso de productos de cáñamo, especialmente aquellos que contienen CBD y otros cannabinoides derivados del cáñamo.

Un análisis de los datos de plantación de cáñamo del Departamento de Agricultura de Estados Unidos de 2022 también muestra un desplazamiento hacia el norte, ya que los estados del sur por debajo del paralelo 37 prácticamente han abandonado por completo el cultivo.

Con menos plantas en el suelo, el valor de la producción de cáñamo también disminuyó drásticamente en 2022.

En su Informe Nacional del Cáñamo 2023 publicado en abril, el USDA valoró la producción total de cáñamo en 2022 en $238 millones, un 71% menos que los $824 millones de 2021.

En cambio, las ventas minoristas de productos de CBD derivados del cáñamo siguen creciendo.

Se espera que las ventas al por menor de CBD alcancen los $4.5 mil millones en 2024, según las proyecciones del grupo analítico Brightfield con sede en Chicago, publicadas en el MJBiz Factbook 2023.

Esa cifra podría aumentar a $6 mil millones en 2024 si se recibe una guía favorable de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) en el próximo año.

Mientras tanto, la FDA, el USDA y el Congreso han ofrecido poco en cuanto a liderazgo para los productores de cáñamo actuales y potenciales.

En enero, la FDA dijo que no regularía los productos que contienen CBD porque sus marcos regulatorios existentes eran inadecuados.

En su lugar, la FDA pidió al Congreso que le dijera qué hacer.

Cambios en la producción de cáñamo

Mientras la industria espera orientación, el cultivo de cáñamo se está trasladando a productores en estados más al norte, incluidos Idaho, Montana, Oregón y Wisconsin.

Las 22.055 hectáreas de cáñamo cultivadas en 2021 se distribuyeron por todo el país, con la mayoría de los estados activos, aunque algunos apenas.

Pero en 2022, los agricultores en estados por debajo del paralelo 37, incluidos Arizona, Nuevo México, Oklahoma y Texas, en su mayoría abandonaron el cultivo.

«Han habido problemas acumulados que han sido un perjuicio para el programa«, dijo Sully Sullivan, director ejecutivo de la Asociación de Comercio de la Industria del Cáñamo de Arizona, a MJBizDaily a través de un correo electrónico.

Entre otros factores, mencionó la saturación del mercado, problemas en la cadena de suministro, falta de datos sobre cómo cultivar en el clima y suelo secos de Arizona, así como recortes obligatorios en el uso del agua.

Fuente: MJBizDaily

Deja un comentario