Connect with us

Hi, what are you looking for?

Cultivo

¿Cómo y Cuando Cosechar Marihuana?

Cosechar la marihuana demasiado pronto o demasiado tarde puede alterar el sabor y el efecto de tus cogollos. En Diario 420 te enseñamos cómo y cuándo cortar para que puedas disfrutar de tu marihuana en todo su esplendor.

Cómo y cuándo cosechar marihuana

Nos adentramos ya en las últimas fases de los cultivos en exterior. Todo el trabajo y esfuerzo dedicado durante todo el verano será en vano si finalmente no conseguimos una buena cosecha. Por eso en este artículo te hablaremos de cómo y cuándo cosechar marihuana para no llevarnos una decepción en el último momento.

Cuándo cortar la marihuana

Las variedades de floración más rápida suelen estar listas para cosechar en España a partir de la segunda semana de septiembre. En cambio, las más sativas tendrán por delante todavía unos dos meses o incluso algo más dependiendo de la variedad.

Así que a medida que la fecha de corte se acerca, hay que estar muy pendiente para hacerlo en el momento justo. Unos días más o unos días menos puede ser el espacio que separa el éxito del fracaso.

Poco a poco los cogollos y la planta en general nos irán dando pistas de que su fin se acerca. Por ejemplo, los pistilos de las flores cambian de blanco a marrón. Y las hojas comienzan a amarillear rápidamente.

saber cuando cosechar marihuana usando una lupa

Básicamente, existen dos formas para saber cuándo cosechar. Una es a ojo, es decir, guiándonos por ese aspecto general que muestran las plantas. Y la otra es observando el estado de los tricomas con una lupa o un microscopio, siendo este método mucho más eficiente.

Saber cuándo cortar los cogollos sin lupa

Cosechar marihuana sin una lupa o microscopio es un método poco fiable. Deberás guiarte como decimos por el estado de los cogollos para saber cuándo cosechar tus plantas en el momento exacto, pero no conseguirás el punto de maduración óptimo.

Por ejemplo, se dice que cuando el 60-70% de los pistilos se pongan marrones, será el momento en que los cogollos ya están maduros.

Pero los pistilos se pueden quemar por varios motivos y que no tienen nada que ver con su maduración. Demasiado calor o demasiado aire, son dos de esos motivos.

También puede darse el caso de que sea una planta de marihuana con tendencia a reflorecer. Es decir que con los cogollos ya formados, inicie una segunda floración.

Cuando esto sucede, el cogollo que ya estaría casi listo para cosechar se llenaría de nuevos cálices con sus pistilos blancos. Aunque la tendencia del cultivador sería la de dejar que las flores engorden más, sería un error.

La producción de tricomas en una refloración no es muy elevada. Y mientras, los tricomas de la primera floración sobre maduran, afectando a los efectos y potencia de la hierba.

Cortar cuando los tricomas están listos

tricomas listos para cortar

Los tricomas de las plantas de cannabis o lo que más comúnmente llamamos resina, son donde se acumulan los cannabinoides de la maría. Los tricomas son esos pelitos con forma de chupachups que recubren todo el cogollo para proteger las flores del exceso de sol y de posibles depredadores.  Estos pasan por varios estados que indican el nivel de maduración.

Los tricomas son transparentes hasta que las flores comienzan a madurar. En su punto óptimo, que es cuando se concentra la mayor cantidad de THC, son de color blanco/lechoso.

Cuando se vuelven de color ámbar, es cuando ya ha comenzado la sobremaduración. En este punto, el THC comienza a degradarse en CBN, un cannabinoide de efectos narcóticos a diferencia del THC.

Cuando la mayoría de los tricomas estén de color blanco es el mejor momento para cosechar marihuana. Habrá alguno todavía de color transparente y otros que ya habrán alcanzado el color ámbar.

Advertisement. Scroll to continue reading.

También estará a gusto del consumidor escoger el momento exacto. Se pueden dejar madurar más o menos los tricomas según los efectos que busquemos.

Con menos tricomas lechosos y algunos más transparentes, la hierba tendrá un efecto más psicoactivo. Y con algunos más de color ámbar tendrá unos efectos más narcóticos. Pero tampoco te excedas en ambos extremos.

Cómo ver los tricomas sin lupa

Quizá no tengamos una lupa o microscopio para observar los tricomas. De todos modos es una inversión que merece mucho la pena, aunque solo lo usemos para las cosechas.

La solución es usar un teléfono y su cámara. Incluso hay alguna app gratuita de lupa y que podría llevar los aumentos de nuestro móvil un poco más allá. Puede que la imagen no sea la mejor, pero será más fácil distinguir el color de los tricomas.

Te recomendamos que te hagas con una lupa para poder recolectar tus flores en su punto óptimo de maduración, estas son muy baratas y te permitirán disfrutar de todo el aroma y sabor de tus cogollos, así como de su efecto.

Cogollos que no maduran

Puede darse el caso de se acerque el momento de cosechar la marihuana y que los cogollos tarden más en madurar de lo que deberían. Esto puede deberse a un fenotipo de floración un poco más larga.

cogollos que no maduran

Es algo habitual, tanto encontrar fenotipos de floración un poco más larga, como fenotipos de floración algo más rápida. Hay que tener en cuenta que las fechas que proporcionan los bancos de semillas, son siempre orientativos.

En casos en que nos interese acelerar la floración para cosechar unos días antes, existen productos como el Ripen de GHE (ahora llamado Final Part de Terra Aquatica).

Gracias a su concentración específica de nutrientes, consigue que los cogollos maduren unos días antes de lo habitual.

El lavado de raíces antes de cortar

Lo normal es que una planta que ha sido abonada durante meses, presente una concentración de sales en el sustrato que no ha ido asimilando.

El lavado de raíces sirve para eliminar todas esas sales. Con esto conseguiremos dejar el sustrato inerte y forzamos a la planta a consumir los nutrientes que almacena en sus hojas.

De este modo se conseguirá un sabor más suave, algo que nuestras gargantas agradecerán porque la hierba no rascará tanto.

Para que sea efectivo, el lavado de raíces debería hacerse mínimo 10 días antes de la cosecha. Si lo haces muy temprano, la planta puede que se quede sin nutrientes antes de tiempo. Y si lo haces tarde, la planta no tendrá tiempo a consumir los nutrientes acumulados.

Para eliminar todas estas sales concentradas, usaremos agua en cantidad. Como si de un riego se tratase, comienza poco a poco a añadir agua al sustrato.

Existe la regla de usar el triple de agua que capacidad tenga la maceta. Es decir que para macetas de 40 litros, usaremos 120 litros de agua.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Esto es algo viable cuando se cultivan pocas plantas en macetas de tamaño medio. Pero cuando el número de plantas aumenta y las macetas son grandes contenedores, supondría un enorme gasto de agua.

Así que si no quieres gastar esta cantidad excesiva de agua, recurre a los limpiadores de sales comerciales como Canna Flush, Final Flush y similares.

Estos se aplican mezclados con agua y en un riego convencional. Actúan disolviendo las sales para que después sean más fáciles de arrastrar hasta el drenaje con un riego abundante.

De este modo, en lugar del triple de agua, tan solo usaremos la necesaria para hacer dos buenos riegos. Uno con el limpiador y otro posterior para eliminar las sales.

Cómo cosechar marihuana

Ahora que ya tenemos claro cuando cosechar marihuana, hablaremos de cómo cortar marihuanas en exterior paso a paso.

Lo primero será tener un espacio habilitado como secadero. Puede ser una habitación, bodega, caja de cartón grande o un secadero específico.

QUIZÁ TE INTERESE

LOS TERPENOS DE LA MARIHUANA

El lugar, ni que decir tiene, deberá estar limpio, tanto suelo como paredes y techo. No queramos que el polvo generado termine en nuestros cogollos.

¿Dejar a oscuras antes de cortar?

Existe la leyenda de que dejar la planta a oscuras 2 días antes de cosechar marihuana, aumenta la producción de tricomas.

marihuana en oscuridad antes de cosechar

Personalmente, considero que darle oscuridad antes de cosechar a una planta no sirve para nada. Tan solo para privarla de los generosos rayos de sol en los últimos días.

Los tricomas se producen a lo largo de toda la maduración, además que como comentamos necesitan tiempo para madurar. Si fuese verdad que se producen más tricomas en esos días, tardarían semanas en madurar.

Manicurado de cogollos

Una vez hayamos cortado la planta, decidiremos si manicurar antes o después del secado. Lo habitual es hacerlo antes, ya que resulta más fácil y cómodo.

Cuando se pone a secar una planta sin manicurar boca abajo, las hojas cubrirán el cogollo protegiéndolo de la luz y la posible polvo que haya en el ambiente. También tardará más en secar, lo que puede ser una buena opción si nuestro lugar de secado tiene muy poca humedad y las plantas se secan demasiado rápido.

Tijera de poda

La tijera de podar es la opción más económica para el manicurado de la flor. Con paciencia, se trata de ir cortando primero las hojas más grandes y a continuación las más cercanas al cogollo.

Advertisement. Scroll to continue reading.

En un buen manicurado, el cogollo debería quedar sin ninguna hoja a la vista. A fin de cuentas lo interesante es la resina, no la materia vegetal.

Este método de manicurado suele ser el que mejor resultados da, pero también el que más laborioso resulta. Suele resultar inviable si tenemos un gran número de plantas que pelar.

Máquina de pelar marihuana

La manera más rápida de manicurar cannabis es una peladora de cogollos. Las hay de todas las formas y tamaños, manuales o eléctricas.

En unos minutos, harán lo que a cualquiera le llevaría horas. Eliminarán sin esfuerzo toda la hoja, dejando los cogollos completamente limpios y perfectos.

Esas hojas sobrantes, además, son muy aprovechables para hacer alguna extracción, pues al estar cercanas a los cogollos contienen bastantes tricomas.

Condiciones para el secado de cogollos

Los cogollos ya manicurados, conviene ya ir pasándolos al secadero. Tres son los grandes enemigos de la hierba y del THC: el calor, la luz y la humedad.

El secadero debería ser un lugar con una temperatura que ronde los 20-24º. Además, debe ser un lugar oscuro. Y por supuesto, con una humedad relativa no superior al 60-62%.

Si somos capaces de conseguir mantener el lugar de secado en estas condiciones, estaremos muy cerca de conseguir una cosecha de primera.

Ahora ya sabes todo lo que necesitas para cosechar marihuana como un auténtico experto, y disfrutar así de todas las bondades que nos ofrece esta maravillosa planta.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement

Te Va A Interesar...

Negocios

0,2% es el límite de THC legal en España en una planta de marihuana, salvo que recibas una autorización de la Agencia Española del...

Curiosidades

Descubre qué son los Tambores de Ketama y cómo dan lugar a las variedades de polen con más calidad en todo el mundo.

Cultivo

Los productores del hachís más caro del mundo intentan diversificarse para prosperar frente el peso de la prohibición de su cultivo tradicional.

Legalización

La Cámara de Representantes ha aprobado la despenalización de la marihuana a nivel federal, en la primera vez que el Congreso ha actuado sobre...

Advertisement