Como conseguir la máxima producción de tu cultivo de marihuana

Ángel

Cómo conseguir la máxima producción en tu cultivo de Marihuana

Ya sea en exterior o en interior, cultivar plantas de marihuana supone una inversión de tiempo, pero también de dinero. Por eso, la mayoría de los cultivadores, ya sean usuarios recreativos o terapéuticos, quieren obtener la máxima producción de su cosecha de cannabis.

En este artículo, te explicaremos cómo conseguir la máxima producción en tu cultivo de Marihuana, para cosechas y cultivos satisfactorios y generosos.

Consigue semillas feminizadas de calidad

¿Cómo conseguir la máxima producción en tu cultivo de marihuana? El primer paso es conseguir semillas de marihuana feminizadas de calidad. Asegúrate de tener semillas de marihuana feminizadas con una buena reputación y elige genéticas probadas y conocidas para empezar de la mejor forma posible.

Semillas de calidad

A menos que estés seleccionando genéticas cultivando semillas de marihuana regulares y produciendo esquejes, elegir una variedad de cannabis feminizada garantizará que todas las plantas sean hembras y produzcan flores. Será la mejor forma de asegurarte que tu espacio de cultivo será completamente dedicado a la producción de cogollos.

Para obtener la mejor producción de tu cultivo de marihuana, elige semillas de marihuana feminizadas de calidad y genéticas conocidas por su buena resistencia y abundante producción. El catálogo de semillas de cannabis de Bulk Genetics te puede proponer diferentes genéticas adaptadas para obtener las cosechas más abundantes, como por ejemplo la Critical + 2.0 , la Chronic ou encore la Northern Light.

Empieza la germinación al principio de la temporada

Este consejo solo es válido si quieres saber cómo conseguir la máxima producción en tu cultivo de Marihuana en exterior. Si pones las semillas a germinar a principios de temporada, tus plantas tendrán más tiempo para crecer.

Crecerán más, sobre todo si les das espacio suficiente para expandirse. Para plantas más grandes, se tiene que cultivar directamente en el suelo o utilizando macetas muy grandes, la mayoría de las plantas de marihuana crecerán hasta más de 2 metros de altura.

Poner tus semillas a germinar al principio de la temporada no será suficiente para obtener la mejor producción de tu cultivo de cannabis en exterior. Si las plantas no disponen de una buena ubicación y, por lo tanto, de la máxima exposición a la luz, no podrán ofrecer una producción óptima.

Sí, por el contrario, las plantas reciben mucha luz, producirán más ramas y, por lo tanto, podrán producir más flores, para una cosecha más abundante. Si se dejan varios meses de crecimiento, será posible obtener cientos de gramos de hierba de alta calidad a partir de una sola semilla.

Por lo tanto, para obtener cosechas abundantes en exterior, es necesario germinar las semillas al principio de la temporada para que las plantas crezcan más y produzcan más flores.

Utiliza un buen sustrato

El sustrato es una parte esencial para saber cómo conseguir la máxima producción en tu cultivo de Marihuana. Esto se debe a que tus plantas descansarán directamente en el sustrato. Una tierra de mala calidad o con una cantidad incorrecta de nutrientes repercutirá directamente en la abundancia del cultivo, ya sea en interior o en exterior.

La tierra debe ser ligera y aireada, para que las raíces puedan desarrollarse más rápido, independientemente de si el sustrato contiene nutrientes o no. Para evitar problemas, te aconsejamos que elijas un sustrato diseñado para el cultivo de cannabis, de una marca reconocida, ya sea Biobizz, Plagron o Canna. Es un consejo que se aplica también para nuestro siguiente punto, sobre el uso de abonos.

Si eliges un sustrato light, es decir, con una carga de nutrientes ligera, tendrás que utilizar más fertilizantes líquidos durante el proceso de cultivo, pero si eliges un sustrato que ya esté enriquecido con nutrientes, su uso será prescindible. En ambos casos es posible sacar el máximo partido a tus plantas, lo importante es aportarles un sustrato de calidad.

Es importante elegir un sustrato adecuado para el cultivo de marihuana, para evitar problemas durante el cultivo y obtener el máximo rendimiento posible. Un sustrato de buena calidad permite una mejor producción de raíces, para plantas sanas y cosechas más abundantes.

Usa abonos de calidad

Los nutrientes son esenciales para que las plantas crezcan correctamente. Una planta de marihuana necesitará recibir cierta cantidad de nutrientes para crecer y producir flores, es su alimento.
Puedes añadir fertilizantes líquidos durante los riegos de tu cultivo, o abonos sólidos a mezclar directamente en el sustrato. La clave está en elegir una gama reconocida de abonos de calidad.

Existen varios tipos de fertilizantes y estimuladores que puedes utilizar durante el cultivo de marihuana para saber cómo conseguir la máxima producción de tu cultivo, cada uno con una función específica. Aquí te presentamos los principales tipos de abonos a utilizar durante cultivo de cannabis:

Estimulador de raíces

Una producción óptima de raíces es esencial para sacar el máximo partido a tus plantas. Una planta con un buen sistema radicular podrá absorber más nutrientes, lo que se traducirá en un crecimiento más rápido y una mayor producción de flores.

Los estimuladores de raíces se usan principalmente al principio del cultivo y durante el crecimiento, pero también después del transplante. Una vez que las plantas han empezado a producir flores, no es necesario aplicar un estimulador de raíces.

Por lo tanto, el uso de un estimulador de raíces aumentará la producción de las raíces, lo que se traducirá en plantas más grandes y un mayor rendimiento.

Abonos de crecimiento

Para saber cómo conseguir la máxima producción en tu cultivo de Marihuana, el uso de fertilizantes de crecimiento es esencial. Este tipo de abono incluye principalmente nitrógeno (N), uno de los tres nutrientes principales que todas las plantas necesitan para crecer. El nitrógeno es necesario para la producción de clorofila, un pigmento esencial para la fotosíntesis.

Por tanto, una planta con carencia de nitrógeno no podrá transformar la energía que recibe para desarrollar correctamente sus flores, lo que se traduce por un rendimiento menos importante.

Los abonos de crecimiento son importantes para garantizar una cosecha máxima, y la adición de nitrógeno garantizará que las plantas estén sanas y listas para producir una cosecha abundante.

Nutrientes de calidad

Abonos de floración

Puede parecer obvio, pero cuando se trata de saber cómo conseguir la máxima producción de tus cultivos de cannabis, el uso de abonos de floración es clave. Los abonos de floración incluyen los otros 2 elementos esenciales para el desarrollo de las plantas, el Fósforo (P) y el Potasio (K).

Estos elementos aumentan directamente la producción de flores y también aumentan su volumen al intervenir en la síntesis de proteínas y aminoácidos. También ayudan a las plantas a ser más resistentes y aumentan la consistencia y dureza de los tejidos.

El uso de abonos de floración será esencial durante la producción de flores para aumentar el volumen de estas y hacer que las plantas sean más resistentes.

Estimuladores de raíces

Para completar la nutrición de tus plantas, también será importante utilizar estimuladores de floración, para saber cómo conseguir la máxima producción en tu cultivo de marihuana.
Los estimuladores de floración se usan siempre como complemento de los fertilizantes de floración, para aumentar aún más la producción de flores, pero también la calidad de la cosecha.

Los estimuladores de floración contienen nutrientes como aminoácidos, vitaminas y minerales, que ayudan a estimular el metabolismo de la planta y a aumentar la producción de cogollos.
El uso de un estimulador de floración complementará una gama básica de nutrición para proporcionar los elementos que faltan para obtener el máximo rendimiento de su cultivo.

Realiza podas para eliminar ramas que no les llega la luz

Este es un punto esencial y a veces olvidado por muchos cultivadores. Efectivamente, es una manipulación que puede crear dudas a los cultivadores principiantes; sin embargo, es una manipulación esencial para poder obtener la mejor producción durante tus cultivos de cannabis.

Eliminar las ramas bajas que no reciben luz y/o las flores en las ramas, permitirá concentrar la producción en las flores correctamente expuestas, aumentando la producción y la calidad global de las flores cosechadas.

Cosecha en el momento óptimo

Por último, cosechar en el momento óptimo es obviamente esencial para saber cómo conseguir la máxima producción de tu cultivo de cannabis. La mayoría de las variedades terminarán de florecer 2-3 semanas antes de la cosecha, pero algunas variedades pueden tener flores que siguen hinchándose casi hasta el último día antes de la cosecha.

Por lo tanto, un seguimiento cuidadoso de la maduración de los tricomas será esencial para saber cuándo cosechar las flores producidas por tus plantas para obtener el máximo rendimiento de tu cultivo.

Para observar los tricomas, deberás utilizar una lupa 60X que colocarás sobre tus flores de cannabis. Cuando veas que los tricomas empiezan a tornarse de color ámbar, significa que puedes cosechar las plantas, y las flores no crecerán más.

Conseguir la máxima producción

Cosechar en el momento adecuado y esperar a que las flores terminen de crecer te asegurará el máximo rendimiento. Sé paciente y espera el momento adecuado para cosechar observando la maduración de los tricomas.


Esperamos que este artículo te haya ayudado a aprender más sobre cómo conseguir la máxima producción de tu cultivo de cannabis. Para cosechas y cultivos cada vez más satisfactorios.

¡Te deseamos buenos humos y cosechas abundantes en exterior o en interior!

Deja un comentario