Diferencias entre una planta de marihuana macho y una hembra

Ángel

Diferencias entre una planta de marihuana macho y una hembra

En este artículo veremos las principales diferencias entre una planta de marihuana macho y una hembra, y explicaremos por qué algunos cultivadores apuestan por el cultivo de semillas de marihuana regulares.

En la actualidad, la mayoría de las semillas presentadas en los catálogos de los distintos bancos de semillas son semillas feminizadas. Es decir, semillas que solo producirán plantas hembra, capaces de producir flores para el consumo.

Esta puede parecer la única opción para un cultivador, pero sería olvidar una parte importante de la cultura cannábica. En el mercado también se puede encontrar semillas regulares, las que pueden producir tanto plantas de cannabis macho como hembra.

Vamos a ver las diferencias entre una planta de marihuana macho y hembra, como reconocer una planta macho y porque algunos cultivadores compran únicamente paquetes de semillas regulares.

¿Qué diferencia hay entre una planta de marihuana macho y una planta hembra?

Planta de marihuana macho

Una planta de marihuana macho producirá polen para fertilizar a las plantas hembra. Una planta hembra produce flores que serán consumibles una vez cosechadas, pero también pueden recibir polen de plantas macho para producir semillas.

Las personas que quieren cultivar plantas de marihuana para consumir cogollos, deberán entonces tener cuidado sobre el tipo de semillas que compran. Tener una planta macho dentro de un armario de producción podrá echar a perder toda una cosecha, llenando los cogollos de centenas de semillas.

Aprender a reconocer una planta de marihuana macho

Para reconocer una planta macho, habrá que esperar al periodo de floración. Durante el crecimiento no habrá diferencias significativas, aunque el cultivador experimentado notará que una planta de marihuana macho tienden a ser más vigorosas y a terminar su ciclo de crecimiento a una altura mayor.

Una vez iniciada la floración, una planta de marihuana macho destacará en cuanto a producción de flores. Se podrán observar pequeños racimos de campanitas agrupadas en panículas, que cuelgan hacia abajo y que acaban abriéndose y soltando el polen.

Una planta hembra en principio de la floración ofrecerá cálices en forma de lágrima de donde salen dos pelitos blancos para luego producir lo que conocemos como cogollos de marihuana.

Fleurs de cannabis femelles

Las plantas de marihuana hermafroditas

Ningún cultivador quiere ver plantas hermafroditas en su zona de cultivo. Se trata de plantas que suelen ser principalmente femeninas, pero que aún desarrollan algunas flores masculinas.

Si las flores masculinas producidas son fértiles, el cultivador se llevará la desagradable sorpresa de encontrar semillas dentro de sus cogollos destinados al consumo.

A diferencia de la polinización entre una planta de marihuana macho y una hembra, la producción de semillas a partir de polen hermafrodita no será deseable.

Las semillas producidas por una planta hermafrodita tenderán a producir otras plantas hermafroditas. Por lo tanto, está claro que no es aconsejable cultivar semillas de plantas hermafroditas.

El rasgo hermafrodita está presente en el código genético de una planta, aunque su aparición puede fomentarse exponiendo a las plantas portadoras de este rasgo a diversas situaciones de estrés, como temperaturas muy elevadas, ataques de plagas, problemas de iluminación o de riego…

Utilización de una planta de marihuana macho

Al principio, uno podría pensar que todos los cultivadores querrían cultivar solo plantas femeninas capaces de producir flores para el consumo. Sin embargo, muchos cultivadores prefieren recurrir a los paquetes de semillas regulares por varias razones.

Hacer tus propios cruces es una experiencia muy gratificante y mucho más fácil de lo que crees.

Manteniendo unas plantas madre, hembra y macho, será posible polinizar diferentes variedades entre sí, para que puedas disfrutar de tu propia creación genética única.

Idealmente, se deberá tener un espacio dedicado para el crecimiento y guardar plantas madres, buscando los fenotipos con las características más interesantes. Se trata de aplicar el polen de la planta macho seleccionada en los cogollos de la planta hembra seleccionada para crear tus semillas regulares.

Planta de marihuana macho

Y sin hablar de nuevos cruces, los breeders siempre necesitarán las semillas regulares y las plantas macho para polinizar flores hembras y producir semillas.

¿Cómo obtener una planta de marihuana macho?

Nada más fácil. Solo tienes que elegir una genética con semillas de cannabis regulares, para estar seguro de obtener plantas macho. En Bulk Genetics te ofrecen una selección de semillas regulares a granel, así podrás efectuar tu selección para guardar una planta madre, hembra o macho.

No hay una proporción exacta, es decir, no se te garantiza ninguna proporción macho/hembra si empiezas con 10 semillas de cannabis regulares, por ejemplo.

Sin embargo, tendrías que ser realmente desafortunado para no poder disfrutar de varios ejemplares macho germinando varias semillas de cannabis regulares.


Esperamos que este artículo os habrá ayudado a conocer las diferencias entre una planta de marihuana macho y una hembra, como reconocerlas y sobre todo a cultivar semillas regulares y hacer vuestras propias selecciones, y a lo mejor, vuestros primeros cruces.

Deja un comentario